Inspiración

Soledad Fernández, mentora del Proyecto Vaivoda: “Este programa es un éxito y espero que se repita en años sucesivos”

Tiempo de lectura: 3 minutos

La participación de voluntarios profesionales es clave en nuestro programa. Su asesoramiento y acompañamiento durante el curso han facilitado a los alumnos de e-FP la finalización de sus proyectos con éxito. Nos lo cuenta Soledad Fernández, Business Execution-Comunicación en BBVA que ha mentorizado para la final al equipo de Vaivoda, uno de los proyectos que resultó ganador en nuestra entrega de premios, la semana pasada.

1. ¿Cómo has vivido esta primera experiencia piloto del programa e-FP?

Lo he vivido en primerísima persona, muy directamente y con mucha intensidad. Mi labor como mentora ha resultado especialmente intensa, ya que cuando empecé a trabajar con los alumnos del proyecto Vaivoda, sabíamos que era uno de los grupos que ya tenía un recorrido y que había llegado a la recta final para conseguir ese premio o, al menos, para quedar en la mejor posición posible.

2. ¿En qué momento de todo el proceso has intervenido como mentora? ¿Cuál crees que es el valor añadido que aportas a los alumnos y los proyectos en ese momento?

El valor añadido ha sido la experiencia en el mundo de la Comunicación y el Emprendimiento. Gracias al bagaje que tenemos para compartir con los alumnos, he podido ver cómo se expresaba el equipo, preparando una comunicación, verbal y no verbal, e influyendo en la redacción de los textos de la exposición final. En general, los alumnos se expresaban muy bien y ha sido muy fácil trabajar con ellos. Mi labor ha estado focalizada en prepararles para que pudieran presentar su proyecto de la mejor manera posible, teniendo en cuenta que en el formato online era mucho más difícil contar la realidad del proyecto.

3. ¿En qué proyecto en concreto has colaborado? ¿Cuál es el punto fuerte del proyecto que has podido mentorizar?

En concreto, he colaborado con el Proyecto Vaivoda, del Instituto Técnico Industrial de Miranda de Ebro (Burgos) que, además de llegar a la final, tuvo la suerte de ser el ganador en la categoría de Grado Medio. El punto fuerte ha sido colaborar muy de cerca con el equipo para preparar la exposición, adaptándola a los cinco minutos que teníamos de tiempo.

También hicimos los ensayos en el mismo formato en el que iba a ser la presentación, a través de videollamadas y sirviéndonos de recursos como el guion para estipular los momentos clave en los que había que recalcar alguna idea, adaptando el tono y expresión. Ha sido un proceso sencillo y todo el equipo ha colaborado de una forma muy intensa y eficaz.

4. ¿A cuántos alumnos has mentorizado?

Era un equipo de siete alumnas y la tutora, esta última con una labor de coordinación clave para que nuestro trabajo saliera adelante. Todas conocían muy bien el proyecto y sabían lo querían trasladar al jurado para hacerlo más llamativo. El proceso ha sido exhaustivo, con mucho ensayo, y ha estado basado en la premisa ‘practicar, practicar y practicar’, ya que el contenido era muy bueno pero había que saber cómo prepararlo y trabajar la exposición en cámara para convencer al jurado.

5. ¿Cómo ha sido la interacción con los alumnos? ¿Qué resaltarías de ellos?

Me ha llamado mucho la atención el propio equipo, tan bien formado y con una relación basada en el respeto hacia su tutora. También, rescato cómo han sabido combinar su vida personal con la profesional. En general, ha sido un equipo de chicas con muy buenas ideas y muchas ganas de sacarlas adelante. De hecho, cuando ganaron, se plantearon continuar y hacerlo realidad. A pesar de su corta edad —son muy jóvenes, de entre 17 y 18 años—, tienen una mentalidad muy abierta y ganas de trabajar, de aportar y seguir formándose y tienen muy claro lo que quieren.

6. Explícanos cómo valoras el enfoque de la propuesta de e-FP.

Desde el punto de vista del programa, han sabido tocar puntos clave para que la gente joven sea capaz de emprender. Promueven la capacidad de crear e innovar, aportándoles todos los recursos que se precisan conocer para poner en marcha una empresa. El Programa e-FP plantea un enfoque muy práctico de cara al futuro de los estudiantes, centrándose en el aspecto más realista que conlleva el emprendimiento. Para mí, este programa es un éxito y espero que se repita en años sucesivos.

7. ¿Crees que faltan iniciativas así en España?

Es una propuesta muy novedosa de la que me han sorprendido dos cosas: la cantidad de equipos y estudiantes que se han apuntado y la cantidad de proyectos finalistas que ha habido; y cómo, la mayoría de los equipos ganadores se han conformado por un gran número de mujeres. Eso demuestra que la mujer se está posicionando y lanzándose al mundo desde una actitud activa y creativa. Esto supone una proyección muy importante para el mundo de la educación y abre puertas.

8. ¿Cómo beneficia a una empresa como BBVA participar en e-FP como colaboradores?

Los beneficios son muchos, ya que BBVA como empresa también se preocupa por el emprendimiento, facilitándonos participar en iniciativas tan enriquecedoras como esta. Dentro de la entidad contamos, además, con mucho talento, joven y senior, y con muchas ganas de apoyar con cualquier función a estos estudiantes para darles un dibujo de lo que sucede en nuestra empresa y en el entorno laboral, en general. Es muy enriquecedor y gratificante desde todos los puntos de vista.

9. ¿Repetirías tu experiencia en el próximo curso?

Por supuesto, estoy esperando a la siguiente convocatoria. Ya con muchas ganas de dar feedback y contar a los compañeros y empresas que se sumen la importancia de apoyar este tipo de iniciativas. Desde los propios centros educativos se ha sabido transmitir muy bien la importancia del programa, así como a los estudiantes que han trabajado, considerándolo una labor relevante para su futuro.

10. ¿Qué cambios o mejoras aplicarías al programa a partir de la experiencia de este año?

El cambio que aplicaría sería que el mentor entrara a trabajar con los grupos desde el principio, quizás con una sesión al mes, ya que cuando llegamos a trabajar con los equipos, hay muy poco tiempo para reaccionar. Aunque los equipos funcionan muy bien porque la gente es encantadora, si trabajamos con ellos desde el principio trasmitimos tranquilidad y podemos hacer una labor de seguimiento más completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *